miércoles, enero 04, 2006

Juego de Tronos. Segunda Partida.

Las Navidades permiten que todo el mundo tenga horarios más flexibles, y podemos permitirnos jugar partidas de juegos de tablero de forma intensiva. En este caso, jugamos la segunda partida de Juego de Tronos. Mientras que en la primera partida que jugamos, los turnos se sucedieron de forma bastante pacifica, todo el mundo tenía bastante Poder (digamos, que el dinero o la influencia de cada reino) en abundancia, los Salvajes no pudieron devastar nuestros territorios, y todos los reinos tenían ejércitos y flotas en abundancia, en este segunda partida, la guerra y el caos asolaron todos los territorios. Constantes batallas, ataques a uno y otro vecino, apoyos a cualquiera que tuviera un combate adyacente, falta de recursos lo que provocaba que los ataques de los Salvajes fueran devastadores, y un mapa bastante arrasado, con pocos unidades, salvo cuando se producía la llegada de refuerzos, que garantizaba que en ese turno habría unas cuantas masacres adicionales. Esta vez las flotas no se enfrentaron entre ellas, sino que apoyaban constantemente las batallas terrestres. Era la falta de recursos y otros desastres lo que provocaban la destrucción de barcos, que tenían que ser sacrificados. Incluso solo hubo un desembarco, aunque otorgó la victoria más espectacular por parte de la Casa Baratheon de Soraya invadiendo las tierras del norte. Aun así, las flotas son imprescindibles para mover tus tropas rápidamente de un punto a otro. Al final, se llego al ultimo turno, y la victoria se decidió por numero de ciudades, sin que ninguno ganara la partida por llegar a las siete ciudades que dan la victoria automática. En principio se acabaron las partidas de Juego de Tronos estas Navidades, pero ha sido un buen descubrimiento.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home